¿Quién soy?

Foto: Isaac Cepero

Llevo corriendo desde 2005, el mismo año que conocí a mi pareja, hoy mi marido. Antes de conocer a Tony jamás pensé que correr pudiera convertirse en una de mis grandes aficiones. Porque los comienzos no fueron nada sencillos. Cuando tu cuerpo lleva demasiados años postrado en un sofá o en la silla de la oficina, poner un pie detrás del otro a cierta velocidad no resulta nada sencillo.

Los primeros días, las primeras semanas, incluso los primeros meses, odiaba correr. Era una auténtica tortura y, las famosas endorfinas en raras ocasiones hacían acto de presencia. A pesar del sufrimiento, no tiré la toalla. Tenía un objetivo -perder algunos kilitos de más- y estaba dispuesta a conseguirlo.

A mi lado tuve siempre a Tony. No solo me orientó en mis comienzos, aconsejándome, por ejemplo, que me apuntase a un gimnasio para preparar a mi cuerpo para el esfuerzo al que iba a someterle, sino que, ante mi frustración por no aguantar más de cinco minutos seguidos corriendo y la ausencia de pérdida de peso, me empujó a seguir adelante y a no tirar la toalla.

Ha llovido mucho desde entonces y, desde hace casi diez años, nunca he dejado de calzarme unas zapatillas, excepto durante el parón forzado durante mi primer embarazo. Sin embargo, sí corrí lo que mi cuerpo y mi rodilla derecha me permitieron durante mi segundo embarazo. Hasta he corrido una maratón, a pesar de repetir hasta la saciedad que nunca -o al menos hasta que mis hijos no fueran mayores-, que nunca correría una.

Hoy en día no concibo mi vida sin el running, sin unas zapatillas de correr, sin un rodaje por el parque. Corro por el simple placer de correr y por el subidón que me produce superarme a mí misma un poquito cada día.

Ya no corro para perder peso, corro porque me niego a que el sedentarismo se apodere de nuevo de mí y porque cuando me calzo unas zapatillas me siento viva.

Tengo dos hijos, trabajo y a mis días les faltan horas pero me organizo para poder salir a correr. No valen las excusas.

Y a ti, ¿no te gustaría darle una oportunidad?

Foto: Isaac Cepero

14 Comments

  1. Hola, me alegro haber encontrado un blog de aquí, yo hace unos meses empecé el mío, pero lo hago en Inglés, me encanta ampliar horizontes, de paso practico, y la verdad es que es una gozada compartir con gente de todo el mundo. Pues nada solo queria felicitarte por tu blog y adelante que tenemos el mundo a nuestros pies 😛 sigamos disfrutando.
    Un saludo desde Barcelona

  2. Hola,
    soy otra loca del correr madre de tres fieras maravillosas ( Hugo, Miguel y Carlos ) a la que la carrera ha salvado la vida en muchos sentidos. Empecé un blog como trabajo de una asignatura ( estudio periodismo, me he vuelto a matricular este año porque no había terminado ) y ahora estoy enganchadísima a la blogsfera, sobre todo a los blogs de correr, como el tuyo… Me puedes encontrar en http://hablandodecorrer.wordpress.com/
    Ánimo con tu plan para volver al asfalto! A recuperar esa forma y a disfrutar del recién llegado!!
    Un saludo desde Madrid,
    Mariate

    • holaaa!! gracias por seguirme. cómo consigues organizarte para salir a correr?? si con un hijo es complicado, e imagino que con dos más, con tres tiene que ser un auténtico reto. pero merece la pena. la verdad es que correr es una auténtica terapia en todos los sentidos -físico, psicológico…- y cuando no puedes hacerlo por las circunstancias que sea se echa muchísimo de menos.

      un beso

      PD: voy a ponerme a cotillear un poco en tu blog, jeje

      • Hola Elena,
        – salgo a las 06.30 AM cuando todos duermen – en época escolar-, y en vacaciones pues lo mismo pero un poco más tarde. Importante: que no me oigan! Hago mi rodaje y tarea hecha para todo el día.
        – Entrenamientos dos veces por semana ( cuando puedo, tres, aunque es raro ) con mi amado grupo: gracias a mi compañero, amigo, padre de mis criaturas que se queda con ellas…Como ambos somos autónomos, nos organizamos el trabajo también para dejar tiempo a las aficiones ( que en mi caso, ya sabes, SON VITALES!! ) Cómo somos…
        Ayer tuve el cross alpino del telégrafo. Agujetas de auténtica satisfacción.

        Un abrazo!!

        • ufff, menudos madrugones. yo la verdad es que eso lo llevo bastante mal, pero tendré que ver cómo nos organizamos, porque mi chico fue el que me inició en esto de correr y tenemos que buscar tiempo para los dos.
          con un poco de suerte este viernes vuelvo a rodar, a ver cómo me responde el cuerpo después de tanto tiempo, pero la verdad es que tengo muchísimas ganas.
          de todos modos es cierto que cuando te gusta tanto correr haces lo que sea por poder hacerlo.
          por cierto, una pasada lo de la bola del mundo. sólo de leerlo acabé echa polvo, jaja

          bss

  3. Elena,
    Me ha encantado el post. Me he sentido muy identificada contigo, te cuento. Soy Periodista, como tú. He empezado a correr hace 2 meses y la verdad es que cada vez estoy más enganchada. Estoy escribiendo un blog porque me parece una experiencia digna de contar y que puede ayudar a muchas personas.
    Por otra parte, como tú bien dices, me estoy apoyando mucho con mi pareja, ya que hay veces que tengo ganas de tirar la toalla. Aunque cada vez menos.
    Te invito a que pases por mi blog, (http://deceroacuarentaydos.wordpress.com/) He empezado a seguirte, ya que creo que me puedes ayudar bastante.
    Gracias por compartir tu experiencia.
    SANDRA JUAN

  4. Hola Elena!! y Hola Chic@s!!! Acabo de pedir el libro a mi libreria habitual para tenerlo el mismo dia que esté disponible, ;). Yo llevo varios meses para empezar pero siempre busco excusas!!! niños, estudios, casa, lesión de rodilla en finnnn … desidia pura y dura. Os envidio, chicas… No se como lo haceis.. yo soy incapaz. Mucha suerte con tu libro Elena… cuento los dias para tenerlo. un beso

    • Mucho ánimo Virginia. Los comienzos no son fáciles, pero nunca tires la toalla. Somos muchos y muchas los que hemos comenzado poco a poco. Espero que mi experiencia te sirva para empezar y no parar nunca más. Mucha fuerza, ánimo y constancia. El trabajo duro tiene su recompensa. bss

  5. Hola Elena, sigo tu blog con entusiasmo porque al igua que tu soy madre, trabajadora y runner, Me inicie en esto con el objetivo de perder peso pero apenas he bajado 2 kilos en el tiempo que llevo corriendo (3 años ya…). Puedes decirme ¿como lo hiciste? con dieta? quitaste algún alimento? entrenabas a intervalos de carrera? … ¿cómo lo conseguiste?.
    Quiero perder grasa para recargar menos las piernas y estar más ligera. Aún me sobran unos 4-5 kilos para volver a mi peso antes de embarazos. Muchas gracias por tus consejos!!!! ME encanta tu blog!

    • Hola María. Cuando comencé a correr los resultados no fueron, ni mucho menos, inmediatos. Ten en cuenta que cuando empiezas a correr, aunque pierdes grasa, ganas músculo, y éste pesa más que la grasa. De tal manera que cuando te subes a la báscula apenas notas que tu peso haya variado, y puede ser desesperante. Sin embargo, si tienes algún pantalón que te quedaba justo, seguro que has notado que te queda y te sienta mejor.

      No sé si entre medias has pasado por algún embarazo. Yo pasé por dos, y en ambos, tardé casi un año o incluso un poquito más en recuperar mi peso anterior. Hay que tener paciencia y mucha constancia. No sé cuánto tiempo corres. Obviamente, no es lo mismo 30 minutos que una hora. Si puedes alargar un poquito la tirada, genial. Pero no te agobies, todo llega.

      Respecto a la alimentación, procuro no tomar refrescos entre semana y comer cuatro veces al día -la merienda siempre me la salto sin darme cuenta-, e intento llevar una dieta equilibrada. Poca grasa, poca sal… Aunque un par de veces al mes cae algo de comida basura.

      El cardio es fundamental para quemar grasa, pero no te olvides de fortalecer el cuerpo -los ejercicios de fuerza y las dichosas máquinas del gimnasio-, así evitarás lesionarte y tendrás más fuerza para aguantar cada vez un poquito más.

      Ante todo, mucha cabeza y pocas locuras.
      Gracias por leerme 😉

  6. Hola Elena,
    Antes de nada, darte las gracias, por tu entusiasmo, por tus ganas de compartir tus experiencias.
    Te descubrí buceando en una librería, vi tu libro, que estoy leyendo con devoción, y me enganché a tu blog.
    Ahora mismo tengo 40 años, llevo corriendo toda la vida, pero con un parón “insignificante” entre los 18 y los 33 años. No tengo hijos, cosa que me planteo en este momento, y me entra pánico el hecho de tratar de compatibilizar trabajo a tiempo completo, familia y correr, que es lo que me apasiona.
    Llevo años en la blogosfera, contanto mis aventuras y desventuras en nuestra “Cofradía del Trote Cochinero”. Siéntete libre de visitarnos cuando quieras :)
    Gracias por la inspiración que nos das a las runners.
    Un abrazo!

    • Hola!!!! Por supuesto visitaré tu blog.
      Muchísimas gracias por leerme, tanto en el libro como en el blog.
      Como habrás podido comprobar, ser madre, trabajar y correr a veces puede resultar agotador pero no es imposible. Yo nunca me plantee no tener hijos por el trabajo o por dejar de salir a correr. PIenso que de todo se sale adelante y si cuentas con algo de ayuda, mejor que mejor. Ser madre no tiene por qué ser sinónimo de renunciar a nada. Obviamente te limita en muchos aspectos, pero con tu pareja, amigos y familia, se pueden recuperar algunos pequeños momentos.
      Y por supuesto, todo lo que te aportan los niños es alucinante. el cariño, el amor, las alegrías. Vamos, si por mi fuera, iba a por el tercero. y luego, pues ya vería cómo me apaño, jejeje.
      Encantada de saludarte y nos leemos en la blogosfera.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *